Ir directamente al contenido

🔥 Te regalamos $300| Código: HOT300 🔥
¡Últimos días de ofertas!

    ¿Pueden los perros comer huesos de pollo?

    ¿Pueden los perros comer huesos de pollo?

    La representación habitual de un perro y su alimento favorito, siempre incluye un hueso. Los hemos visto de esta manera en dibujos, caricaturas e incluso en sus juguetes. Esta cultura puede haberte creado la duda de si pueden los perros comer huesos de pollo o no, por ejemplo. Así que hoy vamos a averiguarlo de la mano de lo que dicen los expertos en salud animal.

    ¿Qué pasa cuando tu perro come huesos de pollo?

    Para comprender si pueden los perros comer huesos de pollo, lo primero que hay que saber es qué impacto tienen estos sobre su organismo. Para comenzar, los huesos de pollo no suponen un aporte óptimo de nutrientes al cuerpo de tu mascota. Si bien contienen proteínas, su biodisponibilidad es considerablemente baja. Si no estás seguro de lo que esto significa, la biodisponibilidad se refiere a la parte de los nutrientes de los alimentos que son absorbidas para ser aplicadas en las funciones fisiológicas.

    Además de lo anteriormente mencionado, los huesos de pollo, tal como el de todas las aves, tienden a ser más fino, filosos y presentan más astillas. Esto puede ser riesgoso para tu mascota, ya que puede lastimar sus encías y garganta al momento de masticar y, en el peor de los casos, se puede presentar perforación en alguna parte de su aparato digestivo.

    En el caso de que suceda, tendrás que llevar a tu mascota de emergencia al veterinario, puesto que esto solo se resuelve a través de cirugía. No es muy fácil determinar si tu perro tiene el intestino perforado, por lo general, esto se logra reconocer a través de una radiografía abdominal. Sin embargo, si presenta síntomas de deshidratación, dolor, vómitos y diarrea con sangre, lo mejor es que no dudes en consultar con un profesional.

    huesos pollo

    ¿Pueden los perros comer huesos de pollo sí o no?

    Con respecto a si pueden los perros comer huesos de pollo o no, las opiniones están divididas. Hay quienes dicen que no tiene nada de malo, y hay quienes dicen que bajo ninguna circunstancia se les debe dar para comer. En especial si están cocidos. La razón detrás de esto se esconde en el hecho de que una vez cocidos, los huesos pierden su colágeno, con lo cual el riesgo de astillarse se incrementa, y ya te contamos lo que eso puede producir.

    Para quienes aprueban que los perros consuman huesos de pollo, uno de los mayores beneficios que señalan es el hecho de que les ayuda a limpiar su dentadura. Al masticar los huesos, los perros pueden sacar restos de comida que hayan quedado atrapados en los dientes, e incluso puede ayudarles a eliminar el sarro. Sin embargo, esto es algo que se puede lograr con productos de higiene bucal para tu mascota, por ejemplo.

    Otro beneficio que se señala es que pueden ser fáciles de digerir por tu mascota. Sin embargo, el consumo excesivo de estos puede traer consigo efectos adversos, como un incremento en el riesgo de perforación intestinal, estreñimiento y heridas en las encías. Como verás, no existe un consenso sobre si darles huesos de pollo a los perros es completamente bueno o no.

    Entonces, ¿Qué debo hacer?

    Darle un hueso de pollo a tu perro ocasionalmente puede estar bien, solo debes asegurarte que esté crudo y que tenga algo de carne para que sea más fácil de masticar, y que su aporte nutricional sea un poco más alto. No obstante, no debe ser algo que tengas que convertir en un hábito, existen muchos más alimentos que le puedes dar a tu mascota, que son mucho más nutritivos y que no representan ningún tipo de riesgo para su salud.

    Con respecto a la limpieza de sus dientes, debes saber que los huesos de pollo no son la única solución. Algunos juguetes masticables pueden hacer la misma función perfectamente, y, además, existen productos de higiene bucal para perros como pastas de dientes y cepillos con los que puedes limpiar su dentadura. Entonces, deja los huesos de pollo solo para de vez en cuando y no los conviertas en un alimento obligado en la dieta de tu mascota.

    huesos perros

    Hay más y mejores alimentos para tu perro

    Tu perro puede comer huesos de pollo ocasionalmente (crudos y con un poco de carne), su aporte nutricional no es alto, pero les ayuda a limpiar sus dientes y a calmar la ansiedad por comer. Sin embargo, no se trata bajo ninguna circunstancia de un sustituto de verdaderos alimentos como croquetas y carnes magras. Con esto lo que se quiere decir es que no está mal que tu perro coma huesos de pollo a veces, siempre que no lo conviertas en un hábito, ya que de hacerlo sí podrías poner en riesgo su salud e incluso su vida.