Ir directamente al contenido

Combo: CAMA+FUNDA | $500 OFF
¡Solo del 17 al 21 de julio! 🐶

    Más del 70% de los perros sufren ansiedad

    Más del 70% de los perros sufren ansiedad

    La investigación que evalúa el comportamiento de las razas de perros comunes en Finlandia ha encontrado que una proporción significativa de nuestros mejores amigos caninos viven con algún tipo de ansiedad.

    Según informes estadísticos recientes, hasta 89.7 millones de perros brindaron compañía a sus amigos humanos en los Estados Unidos en 2017, el último año del que hay datos disponibles.

    Los perros son la mascota más popular mundo, y no es de extrañar. Ciertamente, son amigos leales y cariñosos y una fuente constante de afecto ilimitado y buena diversión.

    Sin embargo, al igual que los humanos, nuestros amigos caninos también pueden enfrentar problemas como el estrés y la ansiedad.

    De hecho, según un nuevo estudio de la Universidad de Helsinki en Finlandia, los perros son particularmente propensos a una amplia gama de rasgos similares a la ansiedad.

    Más del 70% de los perros muestran ansiedad

    En el estudio reciente, la autora Milla Salonen y sus colegas analizaron los comportamientos que exhibieron 13,715 perros domésticos de Finlandia, pertenecientes a 264 razas diferentes. Sus hallazgos aparecen en Scientific Reports Trusted Source.

    Los investigadores pidieron a los dueños de los perros que completaran cuestionarios sobre comportamientos relacionados con siete rasgos característicos de la ansiedad. Estos fueron sensibilidad al ruido, miedo en general, miedo a las superficies, impulsividad o falta de atención, comportamientos compulsivos, agresión y comportamientos relacionados con la ansiedad por separación.

    Al observar los datos de la encuesta, los investigadores encontraron que el 72.5 % de los perros expresaron comportamientos similares a la ansiedad, según sus dueños.

    Del número total de perros, el 32% tenía sensibilidad al ruido, lo que significa que tenían miedo de al menos un ruido. Entre los perros sensibles al ruido, el miedo más común fue el de los sonidos asociados con los fuegos artificiales; este miedo tuvo una “prevalencia del 26 %”, afirmaron los investigadores.

    El miedo en general afectó al 29% de los perros del estudio. “Específicamente, el 17 % de los perros mostró miedo a otros perros, el 15 % miedo a los extraños y el 11 % miedo a situaciones nuevas”, escriben los autores.

    Los comportamientos ansiosos menos comunes, según las encuestas, fueron los comportamientos relacionados con la separación, que afectaron al 5 % de los perros, y la agresión, que los dueños reportaron en el 14 % de los perros.

    Algunos comportamientos similares a la ansiedad, según los investigadores, parecen volverse más pronunciados a medida que los perros envejecen. Estos incluyen la sensibilidad al ruido, especialmente el miedo a los truenos, así como el miedo a las alturas y la ansiedad al caminar sobre ciertos tipos de superficies, como rejillas metálicas.

    Sin embargo, a juzgar por los informes de sus dueños, los perros más jóvenes tenían más probabilidades de tener comportamientos problemáticos relacionados con la ansiedad por separación, como orinar en el suelo o dañar los muebles.

    Los perros más jóvenes también parecían ser más impulsivos que los caninos mayores.

    También hubo diferencias entre los dos sexos biológicos, siendo los hombres más propensos a mostrar agresividad y signos de impulsividad y las mujeres una mayor tendencia a mostrar miedo.

    Diferencias específicas de raza

    También era probable que diferentes razas de perros mostraran diferentes tipos de comportamientos relacionados con la ansiedad.

    Los investigadores afirmaron que, muy de acuerdo con lo que sugirieron estudios anteriores, los lagotto romagnolos, los terriers de trigo y los perros de razas mixtas tenían la mayor prevalencia de sensibilidad al ruido, mientras que los schnauzers miniatura y los bull terriers de Staffordshire eran menos sensibles a los ruidos.

    Los perros de agua españoles, los perros pastores de Shetland y los mestizos fueron los caninos en los que el miedo era más común. Más específicamente, el miedo a las superficies y el miedo a las alturas fueron más frecuentes en los perros collie y de raza mixta.

    Las razas grandes y las razas pequeñas también diferían en términos de comportamientos similares a la ansiedad. Por ejemplo, entre los schnauzers miniatura de este estudio, el 10,6 % mostró agresión hacia los extraños, en comparación con solo el 0,4 % de los labradores retrievers.

    Pero, ¿por qué estos comportamientos ansiosos son tan comunes en los perros? Los investigadores no pueden decirlo con certeza, pero plantean la hipótesis de que la composición genética de los perros puede tener algo que ver con su predisposición a diferentes tipos de ansiedad.

    “El comportamiento tiene un componente genético importante”, escriben, y agregan que “algunas áreas y genéticas están asociados con comportamientos problemáticos, como la compulsión, el miedo y la sensibilidad al ruido”.

    Sin embargo, señalan que los factores ambientales, como el entrenamiento que reciben los perros, probablemente interactúen con las predisposiciones genéticas, lo que lleva a ciertos comportamientos o los suprime.

    “Dado que la ansiedad puede afectar el bienestar y el comportamiento problemático puede ser una indicación de un bienestar deficiente, se deben hacer esfuerzos para disminuir la prevalencia de estas ansiedades caninas”, señalan los investigadores en su estudio.