Ir directamente al contenido

🔥 Te regalamos $300| Código: HOT300 🔥
¡Últimos días de ofertas!

    ¿Tu perro no quiere comer croquetas?

    ¿Tu perro no quiere comer croquetas?

    Habitualmente, cuando llega la hora de la comida, puedes ver a tu perro ansioso por llevar alimento a su estómago. Pero en ocasiones, puedes notar que tu mascota está reacia a comer sus croquetas ¿A qué se debe esto? La verdad es que existen varios motivos por los que puede suceder, pero en esta oportunidad, compartiremos los más habituales. Descubre a continuación las 3 razones por las que tu perro no quiere comer croquetas.

    3 razones por las que tu perro no quiere comer croquetas (aunque sean sus favoritas)

    En primer lugar ¡no te asustes! Que tu perro no quiera comer sus croquetas no siempre es sinónimo de algún problema o alguna enfermedad. Las razones por las que no desea comerlas pueden ser más simples de lo que te imaginas. Vamos a explorar tres de ellas.

    Tu perro puede querer algo diferente

    ¿No te pasa que luego de comer varias veces una misma cosa, ya no quieres comerla más? ¡Lo mismo pasa con tu mascota! Para los animales también es importante tener variedad de alimentos dentro de la dieta. Las croquetas pueden ser de buena calidad, y tener un sabor que le encante, pero comer lo mismo todos los días, con el tiempo terminará por aburrirle.

    Si notas que tu perro no quiere comer sus croquetas, no te preocupes anticipadamente, y pregúntate cuándo fue la última vez que le diste de comer algo diferente. Si comienzas a variar el menú, la próxima vez que le des sus croquetas estará feliz de comerlas nuevamente.

    Tal vez no le gusten tanto como pensabas…

    También puede suceder que tu perro comiera sus croquetas por hambre, más que por gusto, y que con el tiempo ya rechazara el hecho de comerlas. Tu mascota también tiene un sentido del gusto, y si algo le parece de mal sabor no podrá evitar rechazarlas (aunque a veces cele su plato de comida).

    Es posible que además, haya estado acostumbrado a otras marcas de croquetas y al integrar una marca nueva a su dieta perciba un sabor nuevo y que lo considere desagradable. Si este es el caso no hay razón para que des todo por perdido. Aún hay cosas que puedes hacer. Por ejemplo, puedes probar mezclar otros alimentos con las croquetas, de preferencia alimentos húmedos que ayuden a disfrazar el sabor de estas.

    ¡Las croquetas están dañadas!

    ¿Te comerías algo en mal estado? Si tu respuesta es no ¿Qué te hace pensar que tu perro sí? Las croquetas son muy sensibles al clima, y pueden volverse blandas e incluso puede aparecerles moho, lo cual como podrás imaginarte, además del pésimo sabor que les puede generar, puede poner en riesgo la salud de tu mascota.

    Lo ideal es que al momento de comprar las croquetas para tu perro verifiques la fecha de vencimiento y que además tomes en consideración que la cantidad que adquieras no supere los dos meses en casa, ya que corre mayor riesgo de echarse a perder.

    ¿Tu perro sigue sin querer comer croquetas? ¡Intenta esto!

    Puede que no hayas podido convencer a tu perro para que comiera sus croquetas. Por eso, te dejamos algunos trucos que te pueden ayudar a lograrlo.

    • Varía el menú: Tu perro puede comer otras cosas aparte de las croquetas. Si un día le das de comer croquetas y al siguiente un trozo de carne magra, evitarás que se aburra de comer siempre lo mismo.
    • Combina las croquetas con algún otro alimento: Desde trozos de jamón, tocino e incluso yogurt, a los perros les encanta y lograrás ocultar el sabor de las croquetas si es que es esto lo que no les gusta.
    • Respeta los horarios de la comida: Si tu perro tiene horario para sus comidas, evita saltarlos para que a la hora de comer su apetito esté a la orden.

    ¡Ahora ya sabes por qué tu perro no quiere sus croquetas!

    Pero también sabes qué es lo que puedes hacer. Es normal que te preocupes si de repente tu mascota parece no tener apetito. Aunque es fundamental que busques atención veterinaria, en ocasiones puede ser necesario que evalúes qué puedes estar haciendo mal con su alimentación, pues es posible que allí se encuentre la raíz del problema.

    Si notas que tu perro no tiene apetito, o rechaza sus croquetas, revisa que estas estén en buen estado, y que su sabor le guste, además asegúrate de incluir otros alimentos en su dieta, esto te ayuda a que tu mascota se mantenga saludable. Si tienes más inquietudes, no dudes en consultar con tu veterinario de confianza, él te ayudará a saber qué es lo mejor para tu perro.